Chato McKensie. Ser cabrón no es cosa fácil, el inicio de una saga teatralizada

El desarrollo temporal de la puesta es lineal y progresivo, se cuenta como una historieta mexicana de siete capítulos

El proyecto se presentará en el Teatro Sergio Magaña del 2 al 25 de octubre

 

Chato McKensie es un matón de medio pelo que vive de hacer cobranzas difíciles entre adultos mayores. Hace tres meses lo echó su mujer de la casa y ahora vive en una pensión de cien pesos, come en la cocina económica de Doña Tolita y tiene la sensación de que su vida es una mierda. Sin embargo, su vida de pronto da un giro insospechado cuando La Mary, su primo travestido, lo arrastra al idílico negocio de detective privado.

En su primer caso debe descubrir un asesinato en el que el principal sospechoso es el gobernador. Y de paso, ya que anda en estos asuntos, va a averiguar por qué La More, su esposa, lo echó sin darle ninguna explicación.

Bajo esta premisa, el dramaturgo Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio (LEGOM) construye Chato Mckensie. Ser Cabrón no es cosa fácil, obra producida por las compañías Tres Colectivo Escénico y La Talacha Teatro, que se presentará en el Teatro de la Sergio Magaña del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México con una temporada del 2 al 25 de octubre.

La comedia abre una saga que contempla siete capítulos que tendrán al mismo personaje principal. Estructurada a partir de narraciones con intervenciones inmediatas a escenas dialogadas, Chato Mckensie. Ser Cabrón no es cosa fácil es narrada a cuatro voces, hay un carácter central sobre el que gira la historia y una serie de personajes incidentales interpretados por el resto de los actores que completan el mundo del Chato. Una característica peculiar es que los actores no abandonarán el espacio durante la obra.

Con la idea de heredar una escenografía básica para el resto de los capítulos, la historia se desarrolla sobre una escenografía monocromática (siete cajas de embalaje y un piso de madera) que apenas sugiere el entorno de un viejo bodegón, en donde los elementos utilitarios y el juego de los actores construyen espacios, situaciones y atmósferas.

Aunque es entonada de fondo con breves piezas de góspel, soul, rock y mambo, resalta la presentación del mundo del protagónico a partir de la canción Una página más de Los Cadetes de Linares.

La dirección estará a cargo de Austin Morgan, quien es actor, director y productor de teatro. Además de ser integrante de las compañías La Talacha Teatro, Los Guggenheim y Área 51 Foro Teatral en Xalapa.

Chato Mckensie. Ser Cabrón no es cosa fácil se presentará en el Teatro de la Sergio Magaña (Sor Juana Inés de la Cruz 114, colonia Santa María La Ribera, Metro San Cosme) con una temporada del 2 al 25 de octubre, los viernes, sábados y domingos a las 20:00, 19:00 y 18:00 horas respectivamente.

Boletos en taquilla y en el sistema Ticketmaster. Localidades: 132 pesos. Entrada general, 50% de descuento a estudiantes, maestros, militares, trabajadores de gobierno e INAPAM.

La programación completa del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México está en la página: www.teatros.cultura.df.gob.mx